sábado, diciembre 7Desata tu Creatividad

Las Series Turcas y el Boom de Can Yaman & Demet Özdemir

El carismático actor turco estuvo de visita en Grecia, Roma y España en su misión de promoción de las series turcas que protagonizó. Mientras la actriz se encuentra en Turquía rodando una nueva serie que la tendrá como protagonista.

Can Yaman (30), dejó su futuro prometedor como abogado y decidió dedicarse a la actuación desde hace cinco años.  Participó en varias series alcanzando popularidad con su protagónico en Donulay (Luna Llena) donde interpreta a Ferit Aslan, un adinerado hombre de negocios, obsesivo, que se enamora de su chef personal Nazli (Özge Gürel).  Al poco tiempo, cambió el traje y la corbata, así como su físico y aspecto en general para comenzar con las grabaciones de lo que sería un éxito que lo consagraría.Con este protagónico llamado Erkenci Kuş de 2018, junto a la actriz Demet Özdemir (27), obtuvo el premio Golden Butterfly Award, logrando un boom estelar.

Can Yaman

imagen de can yaman mostrando su fisico Fuente: https://photostockeditor.com

Ostentador de un físico impecable, a base de buena alimentación y deportes, este joven correcto y educado, suele decir que los sueños limitan a las personas, atándolas a cumplir determinado propósito.  Él prefiere no soñar algo específico  sino seguir trabajando con disciplina para que el futuro lo encuentre logrando mucho más de lo que puede proponerse soñar, porque así es como fue sucediendo su carrera.

Actualmente se encuentra promocionando sus series, sus tres últimas ya fueron compradas en España y esperará a cumplir con el servicio militar obligatorio que hará en enero de 2020 para luego comenzar a rodar una nueva, que según él, promete triángulos amorosos, acción y suspenso.

Erkenci Kuş (Pájaro Soñador – Pájaro Madrugador)

Relata la historia de Sanem (Demet Özdemir) de, una joven soñadora de barrio que trabaja en la tienda de sus padres.Ellos le dan un ultimátum para que consiga un trabajo ¨en serio¨ y encamine su vida, de lo contrario sería casada con un vecino del cual no estaba enamorada.  Consigue empleo en la agencia de publicidad donde trabaja su hermana, y allí conoce a Can Divit (Can Yaman) un joven fotógrafo apasionado por el disfrute de su libertad, que es llamado por su padre para hacerse cargo de la compañía.

La relación entre ellos pasa por todos los estados y sobran los momentos en que se ve abordada por el enorme elenco de familiares, compañeros de trabajo, clientes y vecinos que se meten en todo.

Como buena novela turca, el drama tiene que estar presente y los celos también. Las peleas entre Sanem y Can llevan a los protagonistas a experimentar diferentes formas de mantenerse cerca.

Conservando el ¨apto para todo público¨ sin escenas prohibidas, ponen en marcha la imaginación del espectador con miradas, caricias, abrazos y dulzura cada vez que están cerca uno del otro.

can abrazando a demet

Es cautivante ver a Demet Özdemir, su encanto, su belleza, ternura, inocencia y por sobretodo su capacidad de improvisación que logra hacernos reir con sus ocurrencias y locuras.  Su talento actoral nos vuelve a deslumbrar en la segunda temporada cuando la actriz deja a un lado esa desfachatez inicial para hacernos sentir su angustia, tristeza No fue tarea difícil para Can Yaman lucirse anta tanta generosidad, aunque tal vez el papel de él no requería tanta exigencia como el de ella, que de pronto nos tenía que convencer de que estaba loca, que estaba cuerda, celosa, considerada, desconsiderada, soñadora, con los pies en la tierra, etc.

Y si prestan especial atención en la segunda temporada, verán cómo transforma esa desfachatez inicial en un personaje que ha quedado con un sentimiento de nostalgia, tristeza y angustia.

Esta serie que tuvo dos temporadas filmadas durante 2017 y 2018, no solo cautivó a los televidentes por su trama sino por la química lograda entre Can Yaman y Demet Özdemir.  Tal fue la repercusión de los diálogos, las miradas, los besos y la forma en que se acarician, que tanto fans como la prensa comenzaron a perseguirlos dando por hecho que la relación se extendía más allá del set de filmación. Ambos vivien una especie de acoso permanente y en cada evento cientos de personas se transforman en paparazzis para luego subir videos a las redes sociales y analizar en detalle gestos, miradas e incluso si el fondo de la foto que uno publicó puede llegar a coincidir con el lugar en que el otro estuvo, en busca de cualquier indicio de cercanía que puedan tener.

La serie finalizó, por sorpresa para los seguidores, en forma un poco abrupta.  Se dice que hubo desacuerdos entre los productores y los guionistas, por lo que tuvieron que concluirla antes de lo planeado, dando velocidad al desenlace que muchos hubieran preferido sea más extenso.

Otra desilusión que se llevaron sus fans fue la noticia de que los protagonistas no filmarían juntos nuevamente, al menos en el corto plazo.  Los productores reconocen esta magia super especial entre ellos, pero entienden que no pueden encasillar a la pareja trabajando juntos sucesivamente, sino que resulta conveniente para todos que los actores trabajen por separado y tanto Demet como Can, han aceptado los consejos de sus productores y asesores.

can yaman demet ozdemir en la entrega de premios

Nuestro mensaje para Fans

Comencemos con una gota de esperanza: Tanto Can como Demet niegan todos los romances que les inventan, pero sobre el rumor que circula de ellos dos juntos, solo se limitan a decir que ¨no dan explicaciones¨.

El deseo del público por verlos en la vida real como novios, en una relación juntos, casados y por qué no con hijos también, excede a cualquier plegaria.  Y a veces las fans no tienen presente que detrás de las ¨movidas de prensa¨ siempre hay contratos y cuestiones comerciales. Cada foto, cada salida, cada aparición pública, cada comentario y hasta un simple ¨me gusta¨ en las redes sociales, noticias bomba de supuestos romances con otros, peleas, separaciones, etc., todo está relacionado con un trasfondo comercial. El aparecer en un lugar o la prohibición de aparecer, todo está medido. Incluso hasta los mismos actores a veces gestionan noticias o chismes para despistar y poder hacer algo sin tanta atención.

Actualmente, Demet tiene un contrato con la empresa de cosmética capilar Pantene, con muchos lineamientos contractuales de imagen.  También está filmando una nueva serie que en principio se llamaría Evin, pero luego cambió de nombre. Para esto, los productores necesitan que se despegue de la imagen de Erkenci Kus, para que la gente abra la cabeza para verla en un rol más relacionado con el drama y por sobre todo, que ¨compren¨ la nueva pareja con la que hará dupla en esta ficción. Si para esto es necesario que ella no vea a nadie de la serie anterior, así será. Todas son indicaciones con trasfondo comercial.

Si algo pasó entre ellos, cómo afirmarlo con certeza? Según imágenes que pudieron apreciarse, se los ha visto en algunas salidas nocturnas e incluso han compartido vacaciones juntos y con familiares.  

Personalmente, creo que estos chicos se conocieron en un momento donde ambos desean crecer y experimentar nuevos desafíos.  Y para ello deben tener un enfoque individual muy estricto, dificultando tal vez disfrutar de la libertad de hacer lo que quieren en su vida privada.  Ambos están rodeados por muchos asesores que direccionan sus decisiones. 

A ella se la ve muy enfocada en lo artístico, en una carrera actoral al mejor estilo Halit / Berguzar y a Can tal vez algo más relacionado con la explotación de su imagen, su físico y su encanto.

Quien sabe, tal vez dentro de una década cuando hayan aprovechado estos años de gloria, se junten nuevamente y armen más que un proyecto. O quién sabe, tal vez ellos mismos hacen correr rumores que despisten a cambio de un poco de paz. Parecen poderosos, pero creo que no deben ni poder ir a la almacén sin dan explicaciones. Todos hoy son paparazzis.

imagen de can yaman demet ozdemir

Comments

comments

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *