viernes, agosto 7Desata tu Creatividad
Shadow

John Daly: el niño terrible

Chicos malos. McEnroe o Connors en Tenis. Dennis Rodman en Básquet. Polémicos, rebeldes, sumamente talentosos y divertidos para ver.

Generaron amores y odios, se salieron del libreto, lo rompieron muchas veces. Hoy cumple años una persona que puede encajar bien en ese grupo: el golfista americano John Daly.

Una vida y carrera de película. En 1987, ganó su primer torneo como profesional y apenas tres años después, en 1990, obtuvo la tarjeta para competir en el PGA Tour.

En su primer año, ingresó al PGA Championship, torneo major, como noveno suplente. Sin poder jugar ni una vuelta de práctica y en su tercer major, Daly sorprendió al mundo.

Pasó en un día de ser un golfista desconocido a estrella mundial. Sí, ganó por tres golpes. Insólito. Fue el primer rookie (primer año en el Tour) en ganar un major desde Jerry Pate en el US Open de 1976.

Los fans y los medios lo amaban por su carisma y su estilo de juego. Un swing único, muchísima potencia y manos suaves en el juego corto. De tal manera, este ascenso meteórico a la élite del golf no fue fácil de manejar para el estadounidense. En 1992 obtuvo su segundo triunfo. Sin embargo, su vida fuera de la cancha se desmoronaba.

Acusado por su ex-pareja por hechos de violencia de género, sumados a problemas con el alcohol, las drogas y las apuestas, comenzaban a destruirlo. Su vida tomaba un rumbo peligroso del cual no lograba escapar.

A pesar de esto, en 1994, luego de una suspensión por malos comportamientos, ganaba su tercer título para sorpresa de muchos. Luego, llegó el Abierto Británico de 1995 sin jugar torneos previos, en plena rehabilitación, pero una vez más…

Daly sorprendía al mundo y ganaba su segundo major, jugando un golf increíble. The Old Course in St Andrews fue protagonista de un hecho sin precedentes.

Para cerrar, más datos de Daly que forjan una personalidad muy peculiar:

  • Fue el primer jugador en promediar más de 300 yardas con el drive en el Tour
  • Hizo 18 golpes en el par 5 del hoyo 6 de Bay Hill, tirando 6 pelotas al agua.
  • Concretó 14 impactos al 18 de Pebble Beach en el US Open del 2000
  • En su autobiografía, confesó haber perdido más de 50 millones de dólares en apuestas y adicciones.

Verdaderamente, único en su especie.

Por @tinchoconsoli

Comentarios con Facebook

comentarios

Deja un comentario